CALIGYNEFOBIA

Cada cuarto femenino que visitaba tendía a ser una copia inexacta del anterior. Muebles colocados en distinta posición y variedad de tamaños de habitación era lo único que los diferenciaban. Luego estaba aquella esencia que debe de tener el dormitorio de una mujer. Su esencia era rosa, aunque no lo fueran las paredes (¡Y rara vez aquella en que no lo fueran!) y ordenada (Hasta la más caótica colocación parecía seguir cierto orden y control).

Caminaba con aspecto desganado y poca elegancia. Reía abiertamente a nivel alto con sus amigas haciendo se notar entre las demás. Sin embargo no me costó gran cosa imaginarme acomodándome sobre ella en su dormitorio de esencia rosa y ordenada.


Frente a su escritorio, un enorme corcho teñido de azul el cual había sido convertido en un universo posicionando sobre él idénticos alfileres perlados falsificando algunas constelaciones conocidas y otras que nunca me había aventurado a conocer.


Uno se cree distinto al resto y lo corrobora buscando en uno mismo pequeñas manías y costumbres injustificables. Me agrada más encontrar diferencias que similitudes con el resto de la humanidad. Aún así nunca me he considerado – Demasiado – especial.


Avancé en su habitación y se preocupó por mi comodidad ofreciendo alguna distracción como podía ser la música. Acepté. Con poco disimulo y precaución se agachó a enchufar el equipo musical. Desvié la mirada hacia el escritorio cuidando así no ser tentado de mirar más allá de lo que aquella falda podía tapar.


Pude oler el descontrol en el perfume de cola blanca. Sobre la mesa una carpeta en proceso de decoración. Cuidadosamente colocadas en la carpeta (Y pegadas en ésta) alas de todo tipo de mariposas arrancadas de cuajo con cierta delicadeza. Un tarro con media docena de lepidópteros junto a un bisturí de cirujano me hizo pensar que se trataba de artesanía pura de una mujer de pocos escrúpulos.


El decadente principio de “Le Moulin” (Composición que me inspira a superación ó resurrección… Aún no lo tengo claro) de Yann Tiersen irrumpió en el cuarto evitando la prolongación de aquellos segundos de incómodo silencio. Era una canción bastante acertada para la ocasión. Aunque empiece con notas inquietantes a los pocos segundos se torna en una melodía agradable. Esperaba que ella fuera igual.


Me ofreció algo de beber. Acepté (Pues lo necesitaba). Me senté sobre la cama a esperar a mi anfitriona descubriendo entre las sábanas la existencia de un grueso álbum de fotos titulado “Año 2008”. Al principio todas las fotos me parecieron iguales – La misma ventana fotografiada desde el mismo ángulo – tan solo variaban las fechas (Una imagen diaria). No tardé en descubrir que no era la ventana la protagonista de la colección si no el cielo. Descubrí las estaciones del año en aquel álbum de fotos.


Todo un año fotografiando el cielo desde el mismo lugar. Tenía cierto encanto y misterio aunque el absurdo pudo con ambos. Entro en la habitación con una bandeja ocupada por dos vasos de cristal, y dos botellas; Una de batido de chocolate y otra de absenta negra (¡Absenta!). Me dio a elegir y evidentemente me quedé con el batido de chocolate. Apoyó la bandeja sobre el suelo y se marchó con la botella de absenta sin previo aviso.


Me tumbé sobre la cama, procurando no encontrar ningún otro objeto peligroso entre aquellas sábanas. Me pregunté qué cuanto tiempo nos llevaría conocernos lo suficiente como para empezar el acto (Al fin y al cabo era el único motivo que me había traído hasta aquí). Luego me pregunté qué tipo de chica sería aquella en la cama, me costó imaginarlo. Dejé de pensar, pues mis pensamientos se fuero volviendo una y otra vez más lujuriosos.

Y entonces entró ella. Se quedó un tanto perpleja al verme acomodado sobre su cama. Sin hacer ni el más mínimo comentario se sentó en una esquina de la cama junto a mis zapatos agarrando fuertemente su vaso de batido con ambas manos. No supe que decir. Miré al techo y me percaté de que éste había sido decorado con miles de frases cortas. Releí un par de ellas. Algunas estaban en ingles, otras en alemán y la mayoría en español.


“Son letras de canciones” Me explicó. Lo más intrigante había sido de qué forma había escrito aquellas frases por el techo que no era ni muchos menos nada bajo. Leí un par de frases en voz alta para sorprenderla o evitar más silencio y pocos segundos después la tenía tumbada a mi lado.


Le acaricié el pelo, más no sentí nada. Gire la cabeza para mirarla a los ojos, no eran los más bonitos que había visto, pero sí fue la mirada con más fuerza. Describiría a aquella chica como puro misterio y peculiaridad. Me vi vacío mientras acariciaba esa melena incapaz de sentir ni la más mínima calidez. Me creí incapaz de sorprenderla, y noté como mi deseo de acostarme con ella se apagaba, no tenía nada que ofrecerle. Su mirada empezó a causarme miedo. Mi mente corría a lo lejos, deseando huir de aquella casa, de aquella niña maniática. Y sin embargo, mi cuerpo la besaba.


Salí de aquella casa a la mañana siguiente, abandonándola entre sus mentoladas sabanas. Decidí que no quería verla nunca más, odié el haber experimentado sentirme tan simple y vacio cual muñeco de trapo. No quise conocer de sus sueños, que tanto podrían haberme enseñado o impresionado. Caminé hasta mi casa, y abrí las puertas de par en par, llenado los pulmones del aroma de aquellas paredes impregnadas de – Normalidad.


Estaba cansada de la misma experiencia, aburrida de que la gente la temiera. Se levantó de la cama dejando que las sábanas la desenvolvieran hasta caer en el suelo. Se situó en el centro de la habitación para montar una escalera plegable, mientras sostenía en su mano una paleta usada y un pincel. Subió los escalones a dar un par de pinceladas y humedeciendo la pintura con saliva, trazó entre suspiros unas cuantas palabras dotando su techo de un nuevo mensaje; “Opend mind for a different view (Metallica)”

Musa de la Glíptica

Besitos de colores a todos y todas… ¡Nos vemos y nos leemos!

4 comentarios:

Starbuck dijo...

yo tb te conozco!! =D
ajaja pero el blog dnde escribiste es un resumen del otro k tengo en mi mismo perfil.. xD

Muackss!

Miyue dijo...

Bien otra vez abierto ^^
Me paso solo a saludar y a mandarte un besito (soy Ikumii de Gals 4ever!)

Hiki dijo...

holaaaaa!!!
tia pos nose si la venden por internet... yo sk me la compre alli asi k ni idea, sorry :S

me he leido tu primera entrada el texto de "primera vez" y me a gustado un monton!! escribes muy bien!! ahora voy a leer los otros aver k tal :D

y nada gracias por postearmeee!^^
nos hablamos por akiiii

besoooss

Polo dijo...

Hola Carmenzita!
Interesantes entradas!!:-) A ver si nos vemos y por cierto ya no uso tuenti..
Besos!

Search


up