PRIMERA VEZ (MI PRIMERA ENTRADA)


Dicen que la primera vez no se olvida… Yo lo he olvidado casi todo. Hoy he tratado de recordar el día que perdí mi virginidad… Cómo fue, Que sentí…

Quizá es que me faltaban ilusiones. Lo que recuerdo con más claridad es que fue casi tan decepcionante como me esperaba que fuera.


Evidentemente no sonó una orquesta de violines tocando una romántica melodía, ni cayeron como lluvia pétalos de rosa desde el techo de la habitación, ni había velas portadoras de llamas que se movían con la misma intensidad que nuestros jadeos y suspiros, y tampoco me sentí como un gusano que sufre una metamorfosis pasando por varios estados hasta convertirse en mariposa.


En lugar de ello, sonaba la grotesca música de Marilyn Manson. Apenas podía respirar debido al repugnante olor a moho y humedad que había en aquel antro, a esto se le sumaba el peso de su cuerpo sobre mi pecho. La única iluminación de aquel cuarto de oscuras paredes era la del monitor del ordenador mostrando las psicodélicas imágenes automáticas del reproductor de Windows Media. Y el único bicho que pudiera sufrir metamorfosis debía ser la de aquellas cucarachas que correteaban aquí y allá haciéndome sentir rodeada. No sentí dolor, ni siquiera sangré… Me sentía vacía (Justo cuando menos lo estaba). Ni siquiera recuerdo si me gustó o me fue indiferente.


En realidad no estaba enamorada, quizás lo hubiera recordado todo más bonito de haber sido así. Como he dicho en un principio… Quizás me faltaban ilusiones.

Musa de la Glíptica

La primera entrada de “Mi diario virtual” debía ser algo especial, inolvidable, digno de celebración… Como la “Primera vez” (Aunque lo de “Digno de Celebración” me recuerda más bien a “La primera menstruación” Pero no me apetecía hablar de ello… Dios…) Eso me ha hecho pensar en aquel momento. Y de esta forma queda inaugurado “Mi blog”.


Besitos de colores a todos y todas… ¡Nos vemos y nos leemos!

Search


up